lunes, 4 de enero de 2016

Platónico.

¿Quién iba a pensar que llegaría a amarte así?

Eres precioso, eres un sueño que jamás llegaré a cumplir. Si tal vez hubiera nacido 10 años antes o tú 10 años después, si quizá yo hubiera nacido en tu continente o tú en el mío, si tal vez yo hiciera parte de tu lista de amigos o tú hicieras parte de los míos, pero no es así y jamás lo será o no en esta vida.

Me enamoré de ti sin siquiera saber tu nombre y no es por tu físico porque cuando veo tus ojos puedo ver tu verdadera alma, estás en cada uno de mis sueños, cuando cierro los ojos o cuando estoy despierta. Y pienso que en otra vida Dios y el destino puedan darnos una oportunidad.  Pero por ahora seguiré soñándote, seguiré  imaginando tu sonrisa junto a la mía y no me preocupo, no me entristezco porque soy feliz con tan solo saber que existes.