miércoles, 28 de octubre de 2015

La misma basura de siempre.

Me llamo... la verdad es  que no importa como me llamo. Mi electroencefalograma aparentemente está  perfecto pero no sé entonces la razón de sentirme tan muerta, es verdad que mi fisiología está correcta pero nada en mi vida está bien, yo no estoy bien pero ¿acaso importa? la respuesta es obvia. Todo vale cifras negativas y constantes de desesperación. Tengo crisis de tricotilomanía y pesadillas. No hay paz, no hay alivio, todo en mi vida va en caída libre y ya nisiquiera me importa.   
Escribo porque no tengo salida, porque no hay otra cosa que pueda hacer. Poco a poco me debilito y mis fuerzas me están dejando.  Me estoy cayendo a pedazos, me estoy esfumando y  no puedes ayudarme porque ya todo está podrido.