martes, 20 de octubre de 2015

Fragmento.

Yo no sé como poder escapar de está horrible ciudad. Es que la verdad necesito un poco de tranquilidad, siento que solo sigo por inercia, siento que me estoy desvaneciendo y haciendo polvo.  Ya tu amor no me sana, ya nada me sana ni siquiera las pastillas. Necesito escapar, necesito aprender a soltarte porque este viaje tengo que hacerlo yo sola, necesito aprender a decirte adiós, sé que mereces lo mejor y lo mejor no está conmigo. No me culpes, culpa a todos los monstruos que  decidieron ser parte de mí, estoy agobiada, las voces en mi cabeza se hacen cada vez más fuertes, el llanto no cesa, mis manos están temblorosas al igual que mi rodillas. Solo quiero irme a un lugar donde nadie reconozca mi rostro y no sepan mi nombre, tengo las maletas listas y aunque estoy algo nerviosa es la mejor decisión para mí, para ti y para todos. 

PD: Te extraño desde ahora y todavía no me he ido, por favor no olvides recordarme cuando el viento esté rozando tus mejillas y las olas del mar digan mi nombre.