lunes, 16 de febrero de 2015

Fragmento.

Escucho esa canción de los Beatles que tanto te gustaba  y recuerdo que solías decirme que algún día ibas a tocarla en frente de una chimenea  con medio siglo encima, yo te contestaba que iba a estar ahí para escucharte y para recordarte lo tontos que fuimos cuando teníamos 22 ¿pasará algún día? ¿jamás pasará?  pero esas preguntas no me impiden que deje de verte cada Sábado a las 10 Pm en ese bar del centro; ocho años y te sigues viendo hermosa ¿quién iba a pensar que serías la estrella que tanto aclaman? ¿quién iba a pensar que te iba a seguir queriendo después de tus “Ya no te quiero, me interesa alguien más”? te conozco más de lo que imaginas,  sé que has salido con Juan, Guillermo, Saúl y Valentino, sé que te aburriste de ellos como ellos se aburrieron de ti.  Te sigo extrañando después de tantos años,  después de haberme  roto cinco veces el corazón. Mi único amigo me dice que tengo un serio problema contigo, que debería ir a visitar a un psicólogo porque estoy obsesionado,  sin embargo yo le digo que no estoy loco que estoy es enamorado y que una noche me verás en medio de toda la multitud, te acordarás de mí y volverás a amarme como lo hiciste alguna vez, pero no, no tengo afán porque si te he esperado ocho años estoy seguro que te podría esperar toda mi vida.

La extraña sensación de haberte conocido antes.